que1La Periodoncia es la especialidad dentro de la odonto-estomatología que se ocupa de tratar las enfermedades de las estructuras de soporte de las piezas dentales, es decir: la encía, el hueso que soporta los dientes, el cemento radicular y el ligamento periodontal.

Para efectos prácticos, la periodoncia trata todas esas situaciones que producen pérdida de soporte de los dientes (comúnmente denominada Piorrea) e inflamación, produciendo sangrado de encías y movilidad dentaria en situaciones avanzadas del proceso.

Es una enfermedad producida por bacterias que viven de manera natural en la boca y por lo tanto es una enfermedad de tipo infecciosa. Se debe de entender que si las bacterias que producen la enfermedad se encuentran habitualmente en la boca, el hecho de que unas personas se encuentren afectadas por este proceso, y otras no, dependerá básicamente de dos factores: el exceso de bacterias debido a una mala higiene oral con acumulo de placa y cálculo, y a una predisposición personal condicionada por la herencia y la genética.

Según los estudios de prevalencia de la enfermedad realizados a lo largo de muchos años, una gran parte de la población presentará inflamación y sangrado de encías. El porcentaje de la población varía según la metodología de los diferentes estudios: Brown en 1990 encuentra en una muestra muy amplia realizada en los Estados Unidos, que el 44% de la población tiene gingivitis. Se puede afirmar que la inflamación de encías es una enfermedad muy extendida en la población y que solemos observar los problemas graves en un 10-15% de la población. La década entre los 30-40 años es especialmente peligrosa porque la mayoría de las personas que padecerán estas formas agresivas de la enfermedad iniciarán la pérdida de hueso importante en esta franja de la vida. La destrucción de hueso suele agravarse con la edad, no como consecuencia del envejecimiento, sino por la mayor cantidad de tiempo que el sujeto es sometido a la agresión bacteriana.

Es importante mencionar que en los niños y adolescentes la prevalencia de la enfermedad periodontal es menor pero existen formas de Periodontitis prepuberal y Periodontitis en jóvenes que deben de ser tenidas en cuenta. En los niños con tratamiento ortodóncico se suelen producir fenómenos de sangrado de encías, que suelen ser debidos a la mala higiene oral del niño y a la dificultad de limpieza que comporta la presencia de la aparatología. Estos fenómenos suelen ser reversibles y desaparecen al eliminar los alambres y bandas o al mejorar la limpieza. Se recomienda no continuar la ortodoncia si la inflamación es importante ya que el movimiento dentario ortodóncico y la inflamación continuada pueden producir pérdida irreversible de hueso.

FACTORES DE RIESGO DE ENFERMEDAD PERIODONTAL

que2Existen múltiples evidencias teóricas que indican que muchas enfermedades tienen más de una causa y en consecuencia siempre es discutible el establecimiento de relación causal entre el agente etiológico y el desarrollo de la enfermedad. Se puede afirmar con bastante conocimiento de causa la relación entre la genética y la enfermedad periodontal, que hace que sea un grupo de individuos relativamente pequeño el que acumula mayor pérdida de hueso y de piezas dentales, ya que hace al individuo más vulnerable a la placa.

La higiene es otro factor muy importante ya que a mayor cuidado personal, menor incidencia de problemas graves. Sin embargo el acumulo abundante de cálculo no significa necesariamente que se produzca pérdida de hueso y por el contrario observamos situaciones en las que hay pacientes con muy poco cálculo, poca placa aparente, pocos fenómenos inflamatorios y gran destrucción de hueso. Estos serían los casos de más difícil tratamiento.

Otros factores de riesgo son el Tabaco, la Diabetes, infección por VIH, y en general todas esas situaciones que producen disminución de la respuesta inmunológica.

LA ENFERMEDAD PERIODONTAL COMO FACTOR DE RIESGO DE OTRAS ENFERMEDADES.

Existe gran información en la literatura científica sobre la posible interacción entre la enfermedad periodontal y diversas enfermedades sistémicas que pueden afectar al individuo. La información que se va generando, es considerable y a veces confusa de interpretar. Otomo-Corgel, en el J.Evid. Based Dent Pract, de septiembre de 2012, hace una revisión exhaustiva de la literatura mundial y concluye que partiendo de la base de que la enfermedad periodontal es una inflamación crónica producida por bacterias, puede producir riesgo en otros órganos del cuerpo humano mediado por los factores relacionados con la inflamación y por la siembra de bacterias en el torrente sanguíneo. Epidemiológicamente se puede relacionar enfermedad periodontal con diabetes, enfermedad cardiovascular, osteoporosis, enfermedades respiratorias, artritis reumatoide, algunos cánceres, alteración de la función eréctil, enfermedades del riñón y demencia. En el futuro se analizara mejor esta relación usando información genética.

RELACION CARDIOPATIA Y ENFERMEDAD PERIODONTAL.

que3El posible papel de las infecciones periodontales como factores de riesgo para enfermedades sistémicas, ha atraído una atención especial. En particular hay muchos estudios que analizan la relación entre enfermedad periodontal y cardiopatía coronaria y establecen que ambas enfermedades pueden compartir alguna vía etiológica común. Cada vez se insiste más en la relación entre estas dos enfermedades, es decir que los pacientes con enfermedad periodontal severa tienen un mayor riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.

Durante mucho tiempo hemos sabido que las bacterias orales pueden afectar al corazón. En la actualidad existe una mayor evidencia de ello y se ha observado que los pacientes periodontales tienen más riesgo de sufrir un ataque al corazón en comparación con pacientes con encías sanas.

Se ha de investigar más sobre la relación entre estas dos enfermedades pero parece que las bacterias periodontales, pasan al torrente sanguíneo a través de las encías inflamadas causando pequeños coágulos que contribuyen a obturar las arterias. También la inflamación causada por la enfermedad periodontal, contribuye a la acumulación de depósitos de grasa dentro de las arterias del corazón.

Kweider y sus colaboradores demostraron que los pacientes periodontales tienen valores más altos de fibrinógeno y leucocitos. Mattila observa que la gravedad de las infecciones de encías se correlaciona con la extensión de ateromatosis coronaria y que los individuos con infecciones dentarias tienen niveles superiores de factor antígeno Von Willebrand, leucocitos y fibrinógeno. Sugirieron que el mecanismo de la asociación entre las infecciones de la encía y la cardiopatía podría ser el efecto de las bacterias sobre las células que participan en la patogenia de la aterosclerosis y la trombosis arterial.

Si usted tiene riesgo de padecer cualquiera de estas dos enfermedades consulte a su dentista al respecto.

Está también muy relacionada la presencia de enfermedad periodontal y Colitis Ulcerosa

LA DIABETES Y LA ENFERMEDAD PERIODONTAL

que4Desde hace tiempo sabemos que las personas que padecen Diabetes están más predispuestas a tener Enfermedad periodontal que las personas que no son diabéticas.
Recientemente han aparecido estudios que sugieren que existe una relación entre ambas entidades, ya que la enfermedad periodontal provoca que las personas diabéticas tengan más dificultad para controlar su azúcar en la sangre.

Se requieren más estudios para confirmar cómo la enfermedad periodontal puede dificultar el control del azúcar en sangre. Lo que sí sabemos es que la enfermedad periodontal severa puede incrementar el nivel de azúcar, contribuyendo a que existan períodos de tiempo superiores en que el cuerpo funciona con más azúcar de lo normal. Esto produce mayor riesgo de complicaciones diabéticas.

En otras palabras, controlar su enfermedad periodontal puede ayudarle a controlar su diabetes.
Si Usted es diabético y tiene sangrado de encías consulte a su dentista para que le ayude en el control de la enfermedad periodontal.

EL EMBARAZO Y LA ENFERMEDAD PERIODONTAL

Es posible que si Vd. está embarazada y sufre enfermedad periodontal, pueda tener riesgo de dar a luz a un bebé prematuro de bajo peso. Reddy BV en el Journal Obstetric Gynaecol, de enero 2014, realiza un estudio comparando mujeres con enfermedad periodontal y problemas surgidos durante el embarazo, como son la prematuridad o la mayor incidencia de niños nacidos con bajo peso. El estudio afirma que existe una asociación entre la periodontitis maternal y los problemas de embarazo.

que5
Inflamación periodontal severa en una mujer embarazada con una inadecuada higiene oral y sin supervisión especializada de su encía.
Desde hace tiempo se sabe que hay numerosos factores que contribuyen a que las madres tengan bebés de bajo peso, como el alcohol, tabaco, drogas o infecciones.

En la actualidad se tiene mayor evidencia de que la enfermedad periodontal es un factor de riesgo más. Las embarazadas con enfermedad periodontal tienen siete veces más riesgo de tener partos prematuros y con bajo peso. Es interesante que el análisis del riesgo atribuible indicó que hasta el 18% de los casos de bajo peso podría deberse a infecciones periodontales.

Se necesita más investigación para comprender cómo se produce esta asociación, pero podemos decir de momento que la enfermedad periodontal es una infección y todas las infecciones son motivo de preocupación para las mujeres embarazadas.

Al mismo tiempo durante el embarazo se produce un agravamiento de la inflamación y sangrado de encías en mujeres con situación gingival no controlada, ya que el cambio hormonal que se produce durante el embarazo agrava la infección bacteriana periodontal, pudiendo producirse sangrado abundante, aumento de la profundidad de bolsas periodontales, mayor pérdida de hueso de soporte o presencia de tumores inflamatorios de encía llamados también Epulis.

Si está planeando quedarse embarazada y tiene riesgo de padecer enfermedad periodontal es de especial importancia que incorpore a sus cuidados prenatales los hábitos de una buena salud gingival y consulte a su dentista. Toda mujer embarazada debería hacerse al menos una revisión dental y periodontal durante el inicio del embarazo para evitar problemas que después tengan mas difícil solución.

INFECCION PERIODONTAL EN LA PAREJA

que7Las conclusiones del estudio realizado por la Dra. Birgitta von Troil-Lindén y editado por la Sociedad Española de Periodoncia en 1999, son las siguientes:

-Las condiciones periodontales de un sujeto pueden afectar a las de su cónyuge.
-Las bacterias periodontales se pueden transmitir entre ambos miembros de la pareja.
-Puede estar justificado examinar las condiciones periodontales de los cónyuges de los pacientes con periodontitis.
-La saliva contiene bacterias periodontales que proceden de las bolsas periodontales y puede funcionar como un vehículo de transmisión entre bacterias.
-La reaparición de las bacterias subgingivales en el paciente periodontal después del tratamiento no parece estar relacionada con la presencia o ausencia de las mismas bacterias en la saliva del cónyuge.
-La reaparición de las bacterias puede resultar de una recaída mas que de una reinfección desde una fuente exógena.

LA HALITOSIS

que6Se define la halitosis (mal aliento) como un olor desagradable que procede de la cavidad oral. Su tratamiento dependerá fundamentalmente de la confirmación que el mal olor procede de la boca. Es por lo tanto fundamental realizar un diagnóstico diferencial preciso y así poder instaurar el tratamiento adecuado.

El 85% de los casos de halitosis tiene su origen en la boca y por lo tanto el tratamiento de la mayoría de los pacientes será responsabilidad del odontólogo. La importancia del tratamiento se debe enfocar desde el punto de vista sanitario y psicosocial.

Las causas extraorales suelen ser infecciones anaerobias del tracto respiratorio alto, por ejemplo infecciones otorrinolaringológicas. Algunas enfermedades como hernia de hiatos, digestiones lentas, diabetes mellitus, uremia, carcinoma de pulmón, enfermedades hepáticas, pueden producir halitosis.

Los hábitos de dieta pueden ayudar a esclarecer la causa. La frecuencia de comidas, la ingesta de líquidos sobre todo de té o café, el hábito tabáquico, alcohólico u otras drogas también pueden ser importantes.

La halitosis revela generalmente una infección por bacterias anaerobias. Las dos fuentes principales de estas bacterias son el dorso de la lengua y las infecciones periodontales. También deben analizarse otros factores bucales como la higiene inadecuada, la presencia de restauraciones desbordantes, caries, abscesos, síndrome de boca seca…

PRECANCER Y CANCER ORAL

El cáncer oral tiene una elevada mortalidad si se descuida. La detección del cáncer oral cuando todavía es pequeño aumenta tanto la supervivencia coma la calidad de vida.

Afortunadamente, casi todos los cánceres orales aparecen en la mucosa oral y son visibles en las exploraciones a simple vista. Frecuentemente, van precedidos durante meses o incluso años de cambios blanquecinos o enrojecimientos de la mucosa, clínicamente visibles.

Aproximadamente el 80% de los tumores malignos orales son carcinomas de células escamosas. En un gran número de casos, fumar es una de las causas principales, particularmente asociado con un consumo alto de alcohol.

Los pacientes que han sido tratados de un cáncer oral, deben ser revisados regularmente para detectar precozmente recidivas. En los pacientes irradiados es de vital importancia el cuidado oral debido a los efectos secundarios de la radiación sobre los tejidos sanos y especialmente sobre las glándulas salivares. La sequedad bucal produce alteración de la función oral y provoca la aparición de caries y problemas periodontales.

RESUMEN
La enfermedad periodontal es una infección producida por las bacterias normales de la boca, que ante situaciones de defensa disminuida o falta de cuidado adecuado, rebajan la capacidad defensiva del paciente y destruyen hueso.
Cuando antes actúes mayor posibilidad tendrás de resolver tu problema.