INFECCIONES FOCALES

Se entiende por Infección  Focal aquel núcleo  infeccioso que puede localizarse en la región bucofacial e irradiarse a otras partes del organismo, lo cual implica diagnosticarlo adecuada y oportunamente para poder tratarlo y suprimirlo.

Infecciones  extraorales  causadas por patógenos orales  serían por ejemplo: Infecciones oculares, infecciones cardiovasculares (endocarditis), abscesos extraorales  abscesos intracraneales. Se pueden producir por diseminación bacteriana a través del torrente sanguíneo y saliva.

Mantener la salud oral beneficia a la dentición y a la salud general.

COMPLICACIONES PERINATALES

Las enfermedades periodontales incrementan el riesgo de los efectos adversos del embarazo: partos prematuros y nacimientos de bajo peso.

Puede haber una relación entre  la EP sobre la preeclampsia, siendo ésta una condición que ocurre solamente durante el embarazo. Algunos síntomas de preeclampsia pueden incluir la hipertensión arterial y proteína en la orina que ocurre después de la semana 20 del embarazo.

DIABETES Y ENFERMEDAD PERIODONTAL

La relación entre ambas entidades está bien establecida.

Diabetes Mellitus (DM) mal controlada genera o se asocia a una mayor prevalencia y gravedad de la periodontitis. Es un factor de riesgo real para la aparición y progresión de la periodontitis.

Hay una Evidencia creciente de que las patologías infecciosas crónicas aumentan el riesgo de desarrollar DM y comprometen el control glicémico en pacientes ya afectados.

El tratamiento periodontal no quirúrgico puede mejorar el control glicémico a corto plazo de los pacientes con Diabetes Mellitus (reducciones del 0´4% en la HbA1c).

Pacientes con Periodontitis Grave y DM sufren una mayor incidencia de patología cardiaca y renal y así como microalbuminuria.

El tratamiento periodontal, PERIODONTITIS Y ENFERMEDADES CARDIOVASCULARES (ECV)

Existe una asociación moderada pero consistente entre EP y ECV, ya que se ha observado que pacientes con EP  tienen mayor riesgo de sufrir ECV (episodios de accidentes cerebrovasculares  e infarto de miocardio).

Los mecanismos de acción posibles son diseminación bacteriana, inflamación sistémica y cambios en el microbioma.

El riesgo promedio  es 15% mayor de sufrir ECV si padece Enfermedad Periodontal.

PERIODONTITIS E IMPOTENCIA VASCULOGENICA (Disfunción Eréctil)

La disfunción eréctil es una complicación más de las  alteraciones ateroscleróticas del sistema vascular. Nueve estudios realizados al respecto han confirmado dicha relación.

En general podemos decir que pacientes con periodontitis presentan un sistema vascular más deficiente.

El tratamiento periodontal a corto plazo produce efectos positivos  sobre dichos parámetros vasculares.

PERIODONTITIS Y ARTRITIS REUMATOIDE (AR)

La Artritis Reumatoide es una enfermedad inflamatoria autoinmunitaria. Se caracteriza por inflamación crónica y progresiva de la cápsula sinovial que provoca la destrucción del cartílago y el hueso. Afecta al 0´5-1% de la población.

La hipótesis que relaciona ambas entidades es que la bacteria Porfiromona Gingivalis tiene una alta capacidad de citrulinar proteínas humanas y bacterianas, lo que quebraría la tolerancia a dichas proteínas citrulinadas generando una reacción autoinmunitaria.

Estudios piloto y ensayos de tamaño reducido sugieren que el tratamiento de la EP puede tener un efecto favorable significativo sobre la AR. Existe una relación epidemiológica entre ambas patologías pero se desconoce  exactamente en profundidad cuál es dicha relación.

Se necesitan más ensayos longitudinales, más estudios de casos y controles, periodos de seguimiento más largos y un mayor número de pacientes.

SALUD  PERIODONTAL Y CALIDAD DE VIDA

El tratamiento periodontal mejora la puntuación del nivel de calidad de vida y el estado psicológico general. Hay efectos importantes sobre la comodidad para masticar, halitosis, y aspectos estéticos, físicos, psicológicos y sociales. Mala calidad de vida con  conductas de alto riesgo como son el fumar, beber, mala higiene personal, son factores contribuyentes también para la periodontitis. Dicha disminución de calidad de vida, se relaciona con la pérdida dentaria, recesión gingival,  sangrado de encías, mal aliento, dolor, sensibilidad y movilidad dentaria.

La enfermedad periodontal puede influir en el estado emocional y la felicidad reduciendo la disposición a sonreír.

El mantenimiento periodontal es necesario para que el paciente mantenga o mejore su estado de salud. 

ENFERMEDAD PERIODONTAL Y ALZHEIMER

La enfermedad de Alzheimer es una enfermedad neurodegenerativa que se manifiesta con deterioro cognitivo y trastornos conductuales. Se caracteriza por una pérdida de memoria inmediata y de otras capacidades. Es una enfermedad incurable en el momento presente y aparece con mayor frecuencia en personas mayores de 65 años. El síntoma inicial suele ser la inhabilidad de adquirir nuevos recuerdos,  se producen depósitos de proteínas anómalos que desencadenan esta enfermedad neurodegenerativa.

Actualmente hay 46 millones de enfermos de Alzheimer, que se triplicarán en 2050 con un costo  sanitario de un trillón de dólares.

Recientemente han aparecido en la prensa grandes titulares sobre un “avance contra la enfermedad de Alzheimer”.

Todas esas informaciones derivan de un nuevo estudio que confirmaría el vínculo existente entre esta enfermedad y los problemas de encías (gingivitis, periodontitis…). Esta afirmación se basa en los siguientes hechos:

La gingivitis es una inflamación de las encías producida por bacterias orales, acompañada de sangrado al cepillarnos o al comer, por ejemplo, una manzana.

La periodontitis es igualmente una inflamación de la encía pero que además se acompaña de pérdida irreversible de hueso que soporta al diente,  por lo que estos pueden terminar, literalmente, cayéndose.

Y,  ahora se sabe que en ambos casos existe un vínculo directo con el Alzhéimer, al igual que existe una relación entre la enfermedad periodontal y la cardiovascular. Por ello un buen resumen sería: “¡vigile sus encías y dientes y cuídelos con esmero! Porque: “Encías Sanas es Más Salud

Ahora bien, si desea conocer un poco más en profundidad cómo funciona este mecanismo y qué puede hacer para ponerle freno, le invito a seguir leyendo.

¿Las bacterias migran de las encías al cerebro?

En realidad, el vínculo entre la enfermedad periodontal y el Alzhéimer fue establecido en 2010 por el Columbia University Medical Center de Nueva York. Fue gracias a aquel fascinante descubrimiento que se supo que una mala higiene bucal podría bastar para que los enfermos con un ligero declive cognitivo se acelere la demencia, con una pérdida de autonomía  mayor y más rápida.

Posteriormente un estudio de la Universidad de Taipei (Taiwán) completó el descubrimiento demostrando la asociación existente entre una buena función cognitiva y un bajo nivel de periodontitis.

Y en ese mismo sentido los análisis de tejidos cerebrales postmortem de animales enfermos de Alzhéimer demostraron el paso de las bacterias patógeno-bucodentales como son las Porphyromonas gingivalis hacia el cerebro.

Los resultados de este último estudio en concreto son particularmente inquietantes: los ratones fueron infectados por una bacteria que desencadenó en ellos una periodontitis y más tarde sus tejidos cerebrales fueron analizados por investigadores de la Universidad de Illinois (Estados Unidos).

Estos observaron los resultados con absoluto estupor: “signos típicos de la enfermedad de Alzheimer” como inflamación, degeneración de las neuronas e incluso producción de placa amiloide y de proteína Tau (que se disemina por todo el cerebro en la enfermedad de Alzheimer y causa la muerte de las células nerviosas).

“Fue una enorme sorpresa”, declararon los responsables de la investigación. “No esperábamos que ese agente patógeno periodontal ejerciese tal influencia sobre el cerebro, como tampoco que sus efectos se pareciesen tanto a los del Alzhéimer”.

La periodontitis y la gingivitis son enfermedades comunes en las que las bacterias liberan citoquinas pro inflamatorias a la sangre y al tejido que está en contacto con ellas, y rompen el epitelio que forma parte de la encía, formando micro ulceras.

Por ello los síntomas de la enfermedad son el sangrado de encías y destrucción de hueso produciendo  una movilidad creciente de los dientes.

Pero: ¿de verdad puede demostrarse su relación con la salud del cerebro?

Un interesante estudio desarrollado en Suecia y que contó con 20.000 gemelos buscó los casos en los que uno de los dos sufriese demencia y el otro no. La investigación constató que los gemelos que sufrían Alzhéimer presentaban además enfermedades de las encías y dientes móviles, al contrario que los gemelos con buena salud mental, cuyos dientes estaban en buen estado. Ahora bien, dado que la enfermedad de Alzheimer tiene un fuerte componente genético, el gemelo que no sufría la enfermedad tenía igualmente el 60% de riesgo de verse afectado por ella en el futuro.

En cualquier caso, el estudio logró demostrar que la periodontitis puede tener unas consecuencias mucho más graves de lo que pudiera parecer. Y también que un paciente que ya sufre Alzhéimer y presenta una elevada concentración de bacterias debido a una inflamación en la boca (causada, por gingivitis o periodontitis) empeorará más rápidamente en lo que a declive cognitivo se refiere.

Bacterias que colonizan el cerebro y producen Alzhéimer

El nuevo estudio con el que arrancaba este texto, del que tanto se ha hablado en las últimas semanas, ha sido publicado en la revista Science Advances. Lo que ha probado esa investigación es que la bacteria Porphyromonas gingivalis, a menudo presente en casos de gingivitis, puede colonizar el cerebro y estimular la  producción de proteínas beta amiloides que pasan a formar las placas cerebrales relacionadas con el desarrollo del Alzheimer.

Pero los investigadores también han descubierto que los gingipains, unas enzimas secretadas por esa bacteria, podrían perturbar el rol de la proteína Tau, que en su justa medida es necesaria para el normal funcionamiento de las neuronas. Y más importante todavía: los investigadores han descubierto qué sucede si se bloquean esos gingipains. Y… ¡bingo! Se ha confirmado que inhibir esta enzima permite reducir el número de bacterias Porphyromonas que migran a las neuronas, lo que a su vez reduce la inflamación neuronal y frena la neurodegeneración que tiene lugar en la enfermedad de Alzheimer.

Lo mejor es que ya se han obtenido resultados muy alentadores en un primer ensayo clínico.

Importancia crucial de la higiene bucal

Todo lo dicho hasta aquí no hace sino confirmar la importancia crucial de la correcta higiene de la boca y en particular de las encías.

Es correcto lo que habitualmente se dice respecto a cepillarnos tres veces al día, después de cada comida, pero más importante que el cepillado, es cepillarse correctamente los dientes. Algunos pacientes cepillan muy fuerte pensando que de esta manera pueden acabar más rápido y limpian mejor. Pero observamos que cepillados fuertes y dentífricos abrasivos lo que consiguen es desgastar el esmalte de los dientes sin llegar a limpiar en los espacios entre diente y diente, que es donde encontramos mayor problema.

Por eso recomendamos con mucha insistencia el uso del hilo dental, como el MEJOR aliado en la lucha contra la enfermedad periodontal, y acudir de manera periódica al dentista o al periodoncista, que es el especialista en encías, para realizar una limpieza profunda de la encía llamada CURETAJE.

Fuentes:

Stephen S. Dominy, Casey Lynch, Florian Ermini, Malgorzata Benedyk et Al. “Porphyromonas gingivalis in Alzheimer’s disease brains: Evidence for disease causation and treatment with small-molecule inhibitors”. Science Advances. 23 JAN 2019: EAAU3333.

Noble, J. M., Borrell, L. N., Papapanou, P. N., Elkind, M. S., Scarmeas, N., & Wright, C. B. (2009). “Periodontitis is associated with cognitive impairment among older adults: analysis of NHANES-III”. Journal of neurology, neurosurgery, and psychiatry, 80(11), 1206-11.

Noble JM, Scarmeas N, Celenti RS, Elkind MSV, Wright CB, et al. (2014) “Serum IgG Antibody Levels to Periodontal Microbiota Are Associated with Incident Alzheimer Disease”. PLOS ONE 9(12): e114959.doi.org/10.1371/journal.pone.0114959.
 
Tzeng N, -S, Chung C, -H, Yeh C, -B, Huang R, -Y, Yuh D, -Y, Huang S, -Y, Lu R, -B, Chang H, -A, Kao Y, -C, Chiang W, -S, Chou Y, -C, Chien W, -C. “Are Chronic Periodontitis and Gingivitis Associated with Dementia? A Nationwide, Retrospective, Matched-Cohort Study in Taiwan”. Neuroepidemiology 2016; 47:82-93. doi: 10.1159/000449166.
 
Poole, Sophiea, Singhrao, Sim K.a., Kesavalu, Lakshmyyab, Curtis, Michael A.c., Crean, StJohna. “Determining the Presence of Periodontopathic Virulence Factors in Short-Term Postmortem Alzheimer’s Disease Brain Tissue”. Journal: Journal of Alzheimer’s Disease, vol. 36, no. 4, pp. 665-677, 2013. DOI: 10.3233/JAD-121918.
 
Ilievski V, Zuchowska PK, Green SJ, Toth PT, Ragozzino ME, et al. (2018) “Chronic oral application of a periodontal pathogen results in brain inflammation, neurodegeneration and amyloid beta production in wild type mice”. PLOS ONE 13(10): e0204941. Doi.org/10.1371/journal.pone.0204941.

Margaret Gatz, James A., Mortimer Laura et Al. “Potentially modifiable risk factors for dementia in identical twins”. Alzheimer’s & Dementia. Volume 2, Issue 2, April 2006, Pages 110-117.

 

 

REEVALUACION SISTEMICA DE TRATAMIENTO DE OSTEONECROSIS MAXILAR POR BIFOSFONATOS. RCOE, Vol. 22, Nº 3 sept. 2017

Los bifosfonatos son fármacos que regulan el metabolismo óseo del calcio y del fosforo, uniéndose a la hidroxiapatita e inhibiendo su reabsorción por los osteoclastos.

Estas drogas reducen la remodelación ósea y previenen la pérdida de masa ósea, con lo cual reducen el riesgo de fracturas vertebrales, de cadera y aumentan la densidad mineral ósea.

La necrosis del hueso maxilar es un efecto secundario indeseado asociado a bifosfonatos y puede producir infección del hueso oral y fracturas.

Recientemente también se ha reportado esta complicación en pacientes que consumen otros medicamentos para tratamiento de enfermedades oncológicas como son el Denosumab o el Bevacizumab.

Si no se puede descontinuar el uso de estos medicamentos se recomienda realizar preferentemente tratamiento conservador y cuando este sea insuficiente se puede recurrir en contadas situaciones a tratamiento quirúrgico.

El tratamiento conservador consistiría en el uso de antisépticos orales con Clorhexidrina al 0.12%. Analgésicos para control del dolor como son el Ibuprofeno, Naproxeno, etc… Uso de antibióticos ya que estas lesiones con frecuencia se sobre infectan. Cuando sea preciso se usaran antibióticos de amplio espectro como la Amoxicilina con ácido clavulánico.

Si el tratamiento conservador es insuficiente se puede recurrir al tratamiento quirúrgico tomando las precauciones pertinentes, para extirpar secuestros óseos procurando limar bien las aristas del hueso remanente y que el colgajo cierre sin tensión para evitar que se produzcan fallos de sutura en el post operatorio.

ENFERMEDAD PERIODONTAL E INFARTO AGUDO DE MIOCARDIO.

La Sociedad Española de Periodoncia ha publicado folletos de divulgación para concienciar a la población de que en los últimos años un importante número de estudios epidemiológicos han evaluado la posible asociación entre infecciones orales y enfermedades cardiovasculares.

Esto se fundamenta en que los patógenos bacterianos procedentes del biofilm subgingival, así como la respuesta inflamatoria que inducen en el huésped,  estarían directamente implicados en el desarrollo de de la lesión aterosclerótica y por ello en el aumento del riesgo de complicaciones cardiovasculares.

Al ser la enfermedad periodontal una de las enfermedades más prevalentes del ser humano y las enfermedades cardiacas coronarias una de las causas más importantes de muerte en los países desarrollados, se ha generado un gran interés en la comunidad médica para establecer la posible relación entre ambas.

NO existe todavía la evidencia concluyente de que dicha relación sea causal ni de cuál es su magnitud. Esto junto con la eficacia del tratamiento de la enfermedad periodontal en la reducción del riesgo coronario, debe de ser aclarado en ensayos clínicos que se están diseñando.

EL CANCER ORAL SE PUEDE PREVENIR. TE EXPLICAMOS COMO

El cáncer oral es el término usado para definir cualquier crecimiento maligno localizado en la cavidad oral, y comprende los labios, la lengua, las encías y el paladar.

La mayoría de los canceres orales aparecen en el labio inferior y en la lengua. Tardan tiempo en formarse y en consecuencia suelen diagnosticarse después de los 50 años.

El cáncer oral es uno de los 10 tipos más frecuentes de tumores y tiene una alta malignidad si no es diagnosticado a tiempo.

Sigue estos consejos simples y vigila lo siguiente para evitar su aparición, o detectar precozmente el Cáncer Oral:

1.- Eliminar el Tabaco en cualquiera de sus presentaciones ya que el tabaco es la causa más frecuente de cáncer oral. Los fumadores tienen entre 5 y 10 veces más probabilidades de desarrollar cáncer oral.

2.- Alcohol. El riesgo es el doble si se ingieren de 3 a 4 bebidas alcohólicas al día. NO se ha descrito ninguna asociación entre el uso de colutorios con alcohol y cáncer oral.

3.- La combinación de Tabaco y Alcohol multiplica el riesgo en 2-3 veces más comparado con personas que solo fuman o solo beben alcohol.

4.- Antecedentes personales de cáncer de Cabeza y cuello

5.- Malos hábitos dietéticos, comidas excesivamente calientes, sobrepeso, vida sedentaria

6.- Factores genéticos

7.-Infeccion por Virus de Papiloma Humano de transmisión sexual.

8.- Nivel económico bajo y desinformación

9.- Traumatismo crónico, debido a prótesis mal ajustadas o aristas cortantes de los dientes

10.- Exposición al sol

QUE TIENES QUE HACER

1.- Cambiar estilo de vida y hacer ejercicio de forma regular

2.- Alimentación sana y equilibrada

3.- Dejar el tabaco y reducir mucho el alcohol

4.- Vacuna contra el Virus del Papiloma Humano

5.- Buena higiene oral y sexual

6.- Reducir la exposición al sol

LAS MUJERES QUE SUFREN PERIODONTITIS TIENEN MAS COMPLICACIONES PARA QUEDARSE EMBARZADAS.

Según investigaciones de la Universidad de Helsinki (Finlandia) se amplía la lista de situaciones en la que se produce un impacto negativo de la enfermedad periodontal y de encías inflamadas sobre la salud.

La Revista Journal of Oral Microbiology, publica que aquellas mujeres cuya saliva contiene bacterias del tipo PORPHYROMONAS GINGIVALIS y de ACTINOBACILUS ACTINOMYCETEMCOMITANS, que son bacterias asociadas a la enfermedad periodontal, tienen más dificultades para quedarse embarazadas.

Para obtener este resultado los autores monitorizaron durante 12 meses a un total de 256 mujeres con edades entre los 19 y los 42 años, que habían dejado de tomar la píldora para intentar quedarse embarazadas.

Al finalizar los 12 meses se detectó de manera significativa la presencia de estas bacterias en aquellas mujeres que no se habían quedado embarazadas en comparación con las que iniciaron su gestación. Los resultaros mostraron que las mujeres en las que se detecto Porphyromonas Gingivalis en la saliva y que tenían un nivel alto de anticuerpos contra este tipo de bacteria, tuvieron una PROBABILIDAD HASTA 3,75 VECES MAYOR DE NO QUEDARSE EMBARAZADAS.

Implante inmediato post extracción. Una alternativa de tratamiento en el sector anterior.

La colocación de implantes inmediatos post extracción es un procedimiento que permite reducir el tiempo de espera desde que se extrae el diente hasta que se coloca la prótesis definitiva. El porcentaje de éxito de este tratamiento en este sector es del 95%. Las limitaciones más frecuentes para esta técnica serían la presencia de un foco infeccioso alrededor o cerca del diente a extraer y la presencia de una reabsorción ósea tal que impida colocar el implante con estabilidad primaria. En ocasiones, la colocación de este implante puede ir seguida de la fabricación de una corona inmediata aunque esto requiere una buena planificación y análisis de la situación para evitar fracasos. Es por lo tanto de vital importancia la correcta selección del paciente y de las circunstancias que acompañan al tratamiento antes de aconsejar este tratamiento.

Font: D. Marià Santamaría y Dña. Ana Echeverría – Revista «Periodoncia y

¿Extraemos dientes para colocar implantes?

La alta predictibilidad del tratamiento con implantes ha hecho que sean una herramienta ampliamente utilizada hoy en día. El dilema surge cuando nos enfrentamos a dientes con mal pronóstico y tenemos que decidir si los extraemos y colocamos un implante o intentamos salvarlos. Los estudios de mantenimiento periodontal de dientes adecuadamente tratados y de implantes, establecen una supervivencia a medio plazo similar, pero hay otros factores a considerar: 1.-¿cómo está el hueso alrededor de un diente enfermo?. ¿Mantener el diente deteriora el hueso y dificulta la posterior colocación de un implante? 2.- ¿Es controlable el problema periodontal? 3.- Debemos analizar factores que afectan negativamente como son el tabaco y la diabetes. Conclusión: -La odontología heroica es cosa del pasado. El gran éxito de los implantes ha modificado nuestra manera de tratar pacientes. -La salud periodontal debe ser la norma antes de considerar cualquier tratamiento. -La supervivencia de los dientes con lesión periodontal pero adecuadamente tratados es alta. Los implantes tienen una supervivencia similar a ellos. -Los implantes deben de sustituir a los dientes cuando no valga la pena conservarlos y los motivos se comentarán de manera individualizada con el paciente.

Font: D. Luis Antonio Aguirre – Revista «Periodoncia y Osteointegración», 2009